miércoles, 15 de febrero de 2017

Mi camita - Cuento para dormir - Breve análisis psicopedagógico

BREVE ANÁLISIS DEL LIBRO INFANTIL "MI CAMITA": UN EJEMPLO MAYÚSCULO DE CUENTO PARA DORMIR.
  • Nos encontramos ante un relato de calidad excepcional que logra, mediante la personificación de la camita, el humor y la ternura, inducir al infante a dormir en su propio espacio de sueño.

Por Andrea Soria, estudiante de último curso de psicopedagoga y de psicología clínica infantil.

El libro infantil que lleva por título Mi camita, del que leo que lleva algunos meses siendo un libro superventas en Amazon, y cuyos autores son J.S.Pinillos (Javier Sáenz Pinillos, escritor) y J.R.Ruiz (Julen Rodríguez Ruiz, ilustrador), reúne muchísimas virtudes que hacen de él un libro de referencia en lo que se refiere a la gestión del sueño de los niños de edades comprendidas entre los 15 meses y los 4 años, aproximadamente. Tanto con las edades como con el éxito de la empresa siempre hay que considerar un margen de error, dado que -y esto es una obviedad- cada niño es diferente y en ocasiones podría, por ejemplo, no funcionar con un niño de dos años y sí con uno de cinco, pero considero que el receptor ideal se encontraría en ese rango de edades.

¿Por qué el libro infantil Mi camita es tan singular y tan adecuado para el momento de ir a dormir?

Porque concentra en sus páginas una gran cantidad de requisitos que hacen que sea una maravillosa herramienta para ese momento tan importante. Intentaré enumerarlas.

1.    La sencillez –casi minimalista- de la historia que se plantea es asequible para niños muy pequeños -a la vez que la originalidad de la propuesta hace que siga siendo interesante para niños más mayores-.  De hecho, apenas hay historia, sino que aparecen una serie de situaciones cotidianas que los niños conocen perfectamente porque las han vivido. Tanto en las escenas de la primera parte del libro, la niña jugando, la niña contando un secreto, la niña saltando, la niña escondiéndose; como en otras escenas posteriores. Pero ahora resulta que esas situaciones tan cotidianas se convierten en mágicas puesto que se dan en una relación de una niña con su cama. Esto, a los ojos del niño, consigue que la figura de su cama, que en muchas ocasiones es un objeto indeseable donde le quieren obligar a dormir, se convierta en amigable y cercana.

Para comprender la hondura de este libro, fijémonos en algo aparentemente tan nimio como puede ser la escena en la que la niña le cuenta sus secretos a su camita y su camita siempre se los guarda. Pues bien, en esta página se establece un nexo o marco de confianza total, pues incluso para un niño pequeño tener alguien en quien confiar y a quien contarle sus mayores secretos es fundamental. Y que en este libro se proponga a los niños pequeños que su confidente sea su camita, es simplemente una idea genial si pensamos en el éxito de los objetivos que persigue el libro..

  • También es clave reseñar que -necesariamente- el personaje heróico del cuento es la camita, que sistemáticamente defiende a la niña de  los malos sueños y que la cuida en las adversidades. Este quizás sea el mayor acierto de la narración, ya que consigue convertir a la camita en la figura protectora sustitutiva del lecho materno, y de esta manera el niño inseguro puede llegar a confíar en su espacio de sueño y animarse a dormir en él.

2.    El libro va del día a la noche. Al principio es de día, pero después ya aparecen mamá y papá contando cuentos a la niña en su propia camita. Este es un momento importante porque sirve de nexo necesario entre la vida cotidiana y el mundo de los sueños. La presencia de los dos padres contando cuentos -alternándose cada noche ambos, siempre que sea posible, o con sólo uno de ellos si el otro no está disponible- ayuda al niño a saber que están a su lado en el siempre complicado tránsito del día hacia la noche. En el libro, los progenitores contando cuentos infantiles -cuentos alegres y tristes-, aportan una gran dosis de humor y ayudan al niño a reconocer que no todos los cuentos tienen un final alegre o un final feliz, pero que todos ellos tienen un sentido.

3.    Posteriormente la niña protagonista se queda sola en su camita, y es ayudada por la camita a dormirse, existiendo varias escenas que trasladan una gran seguridad al niño lector:

      (A)- La camita arropa a la niña: arropar es una forma de protección.  
      (B)- La camita quiere dormir con la luz apagada para poder ver los sueños de la niña, como en un cine. Lo cual es un escenario interesante e innovador -al menos para mí-, y una manera de animar a los niños para que apaguen la luz.  
      (C)- Ligándola con la anterior, la escena en que la camita se come los malos recuerdos de la niña es simplemente una escena antológica -como estudiante de pedagogía, de las mejores que he visto en un libro infantil-, dado que mediante la misma los niños aprenden que los malos recuerdos se pueden y se deben borrar para ser felices.  
      (D)- La cuarta escena -en lo que se refiere al total control de la situación del momento de dormir por parte de la camita-, sería esa en la que la cama se enfrenta a un monstruito y le vence. Una escena sin duda necesaria que también ayudará al niño a saber que en su camita no debe temer a los miedos/ malos sueños nocturnos.

4.    En la estructura del libro, la siguiente parte sería la de los sueños puros. Varias páginas dedicadas a mostrar sueños maravillosos, donde todo es mágico y perfecto. Páginas que reforzarán la imaginación de nuestro hijo gracias a la introducción de elementos exóticos como la selva, el desierto o el espacio exterior.

5.    La noche concluye -o, más bien, el día comienza- con una escena muy cómica donde la niña aparece despertándose bocarriba y bocabajo, que siempre consigue sacar una carcajada de los niños. Es la manera de decirles que la noche se ha terminado y que todo ha ido perfecto.

6.    Aquí el libro enfila su parte final con dos escenas dobles donde se explica a los niños dos situaciones tratadas con gran ternura y comicidad:
      (A) - La primera de ellas es cuando la niña explica que una vez se fue a dormir a la casa de sus abuelitos y cómo al regresar se encontró a su camita llorando -porque no quería pasar la noche sola-. Pero el libro nos aporta la solución, pues si la niña va a ir a dormir fuera de casa le debe dejar sus libros favoritos a su camita para que lea toda la noche y no la eche de menos.  ¡Genial para que los niños entiendan que con la lectura sí se encuentran soluciones y se resuelven los problemas y reforzar así el hábito de la lectura en los niños!
      (B) – Otra situación cotidiana tratada en el libro es cuando un niño se pone enfermo. En esta ocasión la niña se enferma y la camita ayudará a cuidarla. Es otro punto que contribuye a reforzar la idea de que nuestra camita nos cuida. Y después, cuando se recupera, lo celebran bailando.
      (C) - Vuelve de nuevo el tono nocturno pues el libro concluye con una preciosa escena donde se nos explica que a veces la camita y la niña miran las estrellas. Y, algo que es enormemente interesante, en la última página ilustrada aparecen las dos caminando juntas y felices en un escenario donde no hay nada, está descontextualizado, y eso es algo que deja la historia abierta en la imaginación del niño, pues las protagonistas del relato caminan juntas claramente hacia la felicidad.
  • Para un niño, el hecho de acostarse solo es un gran paso. Supone la desvinculación del lecho materno para sentirse más seguro de sí mismo. El libro Mi camita ayuda a dar este paso, por lo que fomenta enormemente la autonomía. Es verdad que se hace mediante un engaño o subterfugio, cambiando la cama (la figura) de los padres por una cama ideal y protectora. Pero, en muchas ocasiones, cuando el niño se sienta bien en su cama ya no se planteará volver cada noche a la cama materna.
  • El libro Mi camita fomenta la imaginación infantil, tal y como ya he explicado en el breve análisis anterior.
  • El libro Mi camita muestra los enormes beneficios de la lectura como pocos libros la han mostrado antes al lector de edades tempranas. Pues se plantean varias situaciones donde la lectura es la solución completa, total y satisfactoria de las mismas.

En definitiva, nos encontramos ante un cuento que es una herramienta enormemente útil para que los niños pequeños asimilen el hecho de que dormir solos no es un castigo, sino que puede y debe ser un placer: un momento de la vida necesario e importante hacia una mayor independencia y seguridad en sí mismos.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Contraportada y portada del libro:

viernes, 20 de enero de 2017

Los 3 libros infantiles más vendidos. El Monstruo de Colores, Monstruo Rosa y Mi Camita

Los 3 libros infantiles más vendidos. 
3 cuentos dedicados a cuestiones esenciales. 
Y los 3 de autores españoles.

Por Andrea Soria, estudiante de último curso de psicopedagoga y de psicología clínica infantil.

Para hablar de qué libros infantiles ilustrados (álbumes ilustrados) son los que más interesan a los compradores españoles, podemos fijarnos en las ventas de Amazon, dado que esta empresa es la que más libros vende en España, es evidente que sus ventas son un dato más que relevante para conocer qué tipos de libros suscitan mayor interés.

Por lo tanto, si nos fijamos en las ventas de este gigante de internet, que es una empresa que actualiza y muestra sus (clic aquí) rankings de venta no sólo cada día, sino cada hora, vemos que hay tres libros infantiles que en los últimos meses destacan poderosamente sobre todos los demás, y que además son tres libros de autores españoles: 


  1. El Monstruo de Colores, de Anna Llenas.
  2. Monstruo Rosa, de Olga de Dios.
  3. Mi Camita, de J.S.Pinillos.

La primera conclusión que podemos extraer es que los compradores de libros infantiles, que son mayoritariamente los progenitores de los niños, buscan libros que tengan una utilidad o un mensaje nítido que contribuya a mejorar las habilidades o las capacidades de sus hijos, especialmente las socializadoras y las que les ayuden a descansar mejor, dos temas clave para el desarrollo del ser humano.

Pues estos tres libros abordan cuestiones que pueden catalogarse como "fundamentales", ya que el primero se ocupa de enseñar la gestión de las emociones, el segundo es una maravillosa parábola sobre la comunicación y la igualdad y el tercero está orientado a crear en los niños la necesaria confianza para que duerman solos y sean más autónomos y felices.
De hecho, sólo hay que investigar un poco en internet para ver que se trata de tres libros que generan contenidos, pues bloggers y artículos hablan de ellos, muchos colegios, guarderías y escuelas infantiles los usan, muchos cuentacuentos los utilizan en sus actuaciones, e incluso muchos psicólogos y gabinetes de psicología infantil los recetan a sus pacientes pues consideran que pueden ayudar y enseñar a los niños a autogestionarse.

¿Los libros infantiles de autores españoles conectan más con el público español? 
  • Quién sabe. Si nos fijamos en los libros ilustrados más vendidos, habría que decir que sí. Quizás reflejen mejor nuestra manera de ver el mundo.
  • Probablemente también el lenguaje directo, escrito por sus autores en castellano, llegue más rico de matices a los lectores.
  • Lo que es indudable es que se trata de 3 maravillosos ejemplos de creatividad y de originalidad. Y que, si son los que más compra la gente, aparte de porque son útiles, también debe de ser porque a los niños les encantan, ya que, en caso contrario, no tendrían el éxito ni la repercusión que tienen.

 El monstruo de colores
 Portada de El Monstruo de colores, de Anna Llenas.

Monstruo rosa
 Portada de Monstruo Rosa, de Olga de Dios.

 Mi camita - cuento para dormir 
Portada de Mi Camita, de J.S.Pinillos.




En lospróximos días realizaré un pequeño análisis de estos tres títulos.

Actualizado 15/2/2017: Ya está disponible el análisis del libro Mi camita. haz clic aquí para leerlo.